¿Qué traerá la Ley de Residuos Sólidos?

El Congreso Nacional aprobó recientemente la Ley General Sobre Gestión Integral y Coprocesamiento de Residuos Sólidos, que busca contribuir a darle un mejor uso a los residuos, a proteger el medioambiente, cuidar la salud de la población y disminuir la generación de gases de efecto invernadero.


Una duda que surge es, ¿cuál será su rango de acción? Según lo publicado, el objetivo de la Ley 225-20 es “prevenir la generación de residuos y establecer el marco jurídico para su gestión integral y fomentar la reducción, reutilización, reciclaje, aprovechamiento y valorización de los residuos”.


Esta legislación tendrá incidencia en la regulación de los sistemas de recolección, transporte y barrido de los desechos sólidos, así como también los sitios de disposición final, estaciones de transferencia, etc.


Ahora bien, ¿qué implica para las empresas la aprobación de esta legislación?


En la legislación se establece el régimen de responsabilidad extendida, donde los industriales que son productores, importadores y comercializadores tendrán responsabilidad durante todo el ciclo de vida de sus productos. Esto significa que deben establecer sus planes post consumo, cómo serán reintroducidos en la economía circular y su reutilización.


¿Cuándo se comenzará a aplicar?


Lo primero es que, aunque la Ley fue publicada, aún falta que se apruebe el reglamento de aplicación. Éste deberá ser presentado, según el artículo 175 de la nueva legislación, en un plazo no mayor de seis meses por el Ministerio de Medio Ambiente, quien deberá enviarlo al Poder Ejecutivo para su aprobación y publicación como decreto.


“El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales deberá elaborar y aprobar los reglamentos técnicos necesarios en un plazo no mayor de dos años después de promulgada la presente ley”, dice la publicación.

 

El Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) es la organización que agrupa a los principales  gremios empresariales y empresas del país. Su misión es promover el sistema de libre empresa, el fortalecimiento institucional, y la diversificación de la economía, impulsando la innovación y la ganancia de productividad. Además aboga por el desarrollo sostenible de la República Dominicana, a través de la acción responsable del sector empresarial.

La Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR) es una asociación sin fines de lucro que fomenta un clima de comercio e inversión saludable entre la República Dominicana y los Estados Unidos, así como el desarrollo socioeconómico y profesional de sus más de sus 1,600 socios.

Está afiliada a la US Chamber of Commerce y es miembro fundador de la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio en América Latina (AACCLA).

® 2020 CICERD | Diseño y Programación Magik Dominicana