Digitalización, clave para reinventar las Pymes


El presidente de AMCHAMDR, Ramón Ortega, abogó por aunar esfuerzos entre los sectores público y privado para impulsar la recuperación económica de las Pymes, de las que dijo son “críticas para las economías de la región y su supervivencia es imperativa para el futuro de América Latina post pandemia”.


La clave para que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) se reinventen en el contexto de la pandemia del COVID-19 reside en apostar por la transformación digital y adaptarse a los nuevos cambios. A esa conclusión llegaron los tres expertos que participaron en el último día del evento “Pymes: Tránsito exitoso hacia el nuevo normal”, que organizó la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR).


El presidente de AMCHAMDR, Ramón Ortega, abogó en sus palabras iniciales por aunar esfuerzos entre los sectores público y privado para impulsar la recuperación económica de las Pymes, de las que dijo son “críticas para las economías de la región y su supervivencia es imperativa para el futuro de América Latina post pandemia”.


Ortega destacó que el evento dedicado a las Pymes ha sido un espacio de aprendizaje para buscar soluciones con expertos en distintas áreas y emerger con una nueva perspectiva de avance y recuperación económica para esos negocios, que implique mantener sus operaciones a flote y preservar los empleos que generan.


“Los cambios deben visualizarse como oportunidades para evolucionar en el comercio. Las Pymes necesitan usar el cambio a su favor y anticiparse a las situaciones que están viviendo para adaptarse a las necesidades de los consumidores”, dijo el co-fundador de Delivery RD y Pedidos Ya, Iván Valdez.

Al disertar sobre el tema “Entregando soluciones en tiempos de COVID-19”, citó los comportamientos que han transformado al consumidor en este contexto que incluyen priorizar la interacción virtual antes que la presencial, evitar las conglomeraciones en espacios públicos y concentrarse en su núcleo familiar.


Para el vicepresidente de Segmentos Pymes del Banco BHD-León, Francisco Guzmán, la recuperación económica será diferente por región y por sector y requiere que los empresarios adopten una mentalidad estratégica y se concentren en realizar los cambios necesarios.


Citó en su ponencia “Acompañamiento hacia el nuevo normal: Alternativas de asesoría” las que entiende son las principales preocupaciones de las Pymes en el contexto de la pandemia la reducción en las ventas, aumentos de los costos, dificultad en las operaciones y flujo de caja limitado, de acuerdo con una encuesta realizada por esa entidad financiera.


Mientras que el doctor Yunén, presidente del Grupo Yunén, declaró que las Pymes deben tener su plan de retorno responsable con el uso obligatorio de mascarillas, revisión de personal antes de entrar, implementar normas de higiene y designar un vigilante de COVID-19 para su empresa.


En ese sentido explicó cómo las empresas pueden estructurar un plan de retorno seguro a sus operaciones, en base a la realización de pruebas, el rastreo, tratamiento de los casos que resulten positivos y la aplicación de medidas de precaución dentro de sus instalaciones.

El evento contó con la moderación de Steven Puig, presidente del Banco BHD León, quien abogó para que se continúe el proceso de innovación en las pequeñas y medianas empresas y se fomente el uso de las plataformas digitales como vía para reinventar los negocios.


Piden adoptar medidas para mantener el empleo en las Pymes


Ante el impacto del COVID-19 en los diferentes sectores productivos, la República Dominicana precisa diseñar medidas para preservar la operación de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), que constituyen el 97% del tejido empresarial del país, y mantener los empleos de sus trabajadores.


A esa conclusión arribaron Andrés Marranzini, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES), Eduardo Cruz, presidente de Grupo Humano, y José Cabrera, presidente de CEMEX Dominicana, que participaron en el segundo día del panel virtual “Pymes: Tránsito exitoso hacia la nueva normalidad”.


Los tres coinciden en que se necesitan medidas económicas que garanticen la sostenibilidad a mediano y largo plazo de las Pymes, de manera que puedan continuar apoyando el desarrollo económico del país.


Proponen que además de la apertura económica, se diseñe una estrategia que ayude a mitigar la pérdida de empleos directos e indirectos en las pequeñas y medianas empresas.

Al referirse a cómo las Pymes deben afrontar la situación del nuevo estado de emergencia, los expertos consideraron que estos negocios deben concentrar sus esfuerzos en adaptarse a las necesidades de sus clientes e identificar sus nuevos patrones de consumo. Entienden que es un momento para que estas empresas revisen su modelo de negocio y hagan las transformaciones que se requieren para mantenerse competitivas.


Además, hicieron énfasis en la importancia de ofrecer toda la seguridad posible al público que las visita, aplicando todas las medidas de distanciamiento e higiene para prevenir contagios de COVID-19.


Proponen prolongar FASE, ampliar financiamientos y actualizar leyes para apoyar a Pymes


En el primer día del evento, el Viceministro de Fomento a las Pymes del Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes, Ignacio Méndez, abogó por prolongar el programa del Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE), ampliar el abanico de opciones y el acceso al financiamiento, así como también revisar y actualizar las legislaciones vigentes relativas al Código de Trabajo y la Ley de Quiebras.


El funcionario destacó además la importancia de quitar los obstáculos y promover el pase de la informalidad a la formalidad, a fin de que las pymes que no están reguladas puedan insertarse dentro del aparato productivo nacional. En ese sentido, destacó la necesidad de brindar un acompañamiento cercano para que estos negocios puedan adoptar y usar las nuevas tecnologías para potenciar su gestión comercial.


Durante su ponencia sobre las “Perspectivas de las Pymes: Capitalización, estímulos del gobierno y Fondo Nacional de Garantías Compartidas”, Méndez afirmó que la pandemia del COVID-19 aceleró el proceso de transformación para que las pequeñas y medianas empresas abracen la cultura digital y rompan las brechas tecnológicas.


Por otro lado, Pauline Henríquez, Especialista de la División de Competitividad, tecnología e innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, recomendó que las Pymes fomenten su transformación digital. Para ello, dijo que deben primero conocer y aprender sobre qué tan digital es la empresa, adoptar nuevas estrategias para adoptar tecnologías digitales y crear una oferta integral de servicios digital de apoyo a las Pymes e innovar.


Henríquez señaló que en América Latina y El Caribe hay una escasez de talento para emprender la transformación digital que se precisa. En ese sentido, dijo que se estima que para el 2025 se necesitarán 1.25 millones de desarrolladores de software en la región.


Además, propuso desarrollar los bootcamps como nuevos formatos de capacitación, por entender que tienen altísima efectividad, ya que el egresado se gradúa a tiempo, tiene mayores posibilidades de colocación en el mercado laboral y de obtener salarios elevados.


La experta del organismo multilateral cita entre los obstáculos para la transformación digital de las Pymes, los problemas de información, restricciones de conectividad, limitaciones en el acceso a financiamiento, escasez de capital humano con habilidades digitales y poco desarrollo en el sector TIC y los servicios de apoyo.


 

El Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) es la organización que agrupa a los principales  gremios empresariales y empresas del país. Su misión es promover el sistema de libre empresa, el fortalecimiento institucional, y la diversificación de la economía, impulsando la innovación y la ganancia de productividad. Además aboga por el desarrollo sostenible de la República Dominicana, a través de la acción responsable del sector empresarial.

La Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR) es una asociación sin fines de lucro que fomenta un clima de comercio e inversión saludable entre la República Dominicana y los Estados Unidos, así como el desarrollo socioeconómico y profesional de sus más de sus 1,600 socios.

Está afiliada a la US Chamber of Commerce y es miembro fundador de la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio en América Latina (AACCLA).

® 2020 CICERD | Diseño y Programación Magik Dominicana